Cómo se hizo «Disaster I: Fire»

Cómo se hizo «Disaster I: Fire»

¡Bienvenidos! Este es el primer post de todo el blog y lo primero que quiero es daros las gracias por pasaros por aquí, espero compartir con vosotros la ilusión y felicidad que tengo por este gran proyecto. Por esto mismo, quiero empezar con una de las ediciones de las que más orgullosa estoy.

Si os quedáis, iré desgranando poco a poco como fue cobrando vida y contándoos algunos secretitos sobre esta foto. ¡Nos vemos al final del post!

Esta es la primera foto de un proyecto que llevo muchísimo tiempo queriendo hacer. Desde que di con la idea y necesidad de hacer esta foto, he tardado casi 3 años en completarla, tuve que esperar casi un año hasta dar con un campo quemado y poder construir la foto base y, tras otro año y medio, al fin encontré todas las piezas que me faltaban y pude dar vida a lo que me llevaba rondando tanto tiempo la cabeza.

En Septiembre del 2015 hubo un incendio en un pinar cerca de Ventosa, un pueblo a 8 Km del mio. Cuando llegamos con todos los bártulos, fue increíble la cantidad de huesecillos y restos de animales muertos que había en una superficie tan pequeña, lo que dio aún más sentido a la foto que quería hacer (algunos de ellos aún los guardo como recuerdo, llamadme morbosa pero tengo debilidad por los huesecillos).

Así es como estaba el campo cuando llegamos, justo se estaba poniendo el sol, de ahí la luz tan dura y los tonos naranjas que luego para ambientar el fuego me vinieron tan bien. El vestido lo hice con trozos de una sábana y el efecto humo lo conseguí agitando un plástico de pintor muy finito, consiguiendo formas preciosas.

Aquí os dejo alguno de los intentos, por si tenéis curiosidad 😉

Después de tener la foto base, voy a Photoshop. Allí lo primero que hice fue cambiar el cielo, porque cuando hay un incendio se vuelve oscuro y rojo por la luz del fuego y las cenizas. Cogí una foto de un cielo nuboso y le cambié el tono a un rosado.

Después ajusté las luces de nuevo, dándole más contraste.

Las imágenes del fuego que aparecen en la foto final las hice un año y medio después de la foto base, en mi propio pueblo, cuando se quemaron unos rastrojos cerca de las bodegas, cerrándose así el círculo de la foto y vinculándome emocionalmente más a ella.

El problema es que al meter nuevas fuentes de luz (los distintos fuegos) se crean nuevas luces y sombras que no estaban en la imagen inicial y amigos… si no están, hay que pintarlas.

¡Aquí os pongo un ejemplo!

Ya solo queda ajustar las luces y colores generales, añadir algún reflejo que otro y… ¡Listo! Ya tenemos la foto acabada.

Si habéis llegado hasta aquí sois unos valientes (o me queréis mucho) jajaja, sea cual sea os lo agradezco enormemente. Si queréis saber cualquier otra cosa o simplemente saludar, escribidme un comentario o mandadme un mensajito que os enviaré mil abrazos.

 

Ojalá ni un incendio más.

Share post:

  • /

Comments ( 2 )

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *